¿Cómo recuperar la Perla de las Antillas?

¿Cómo recuperar la Perla de las Antillas?
Las playas del norte de Haití reciben cada año medio millón de turistas, pero la gran mayoría no visita sus sitios históricos
 

Cada año, medio millón de turistas se agolpan en las playas de Labadee, donde atracan cruceros de Royal Caribbean para beneficio de aquellos pasajeros que sueñan con una rápida escapada a las costas caribeñas.

Este complejo turístico sobre el Atlántico se ubica a unos seis kilómetros de la ciudad norteña de Cabo Haitiano. Se convirtió en un auténtico destino turístico gracias a su arquitectura colonial, su deliciosa cocina “capois” y su cercanía al Parque Histórico Nacional, un sitio declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO que presume de monumentos como la Ciudadela Henry, el Palacio Sans Souci y la Iglesia de Milot.

Sin embargo, apenas 80.238 turistas visitaron el Parque Histórico Nacional en 2014. Si bien estos números representan un aumento considerable del turismo, palidecen en comparación con la multitud de turistas que abarrotan las playas de Labadee. Para los pasajeros de Royal Caribbean, la oportunidad de pasear por el centro histórico de Cabo Haitiano y visitar el Parque Histórico Nacional podría fomentar tanto el desarrollo del turismo como de la economía local.

Cabo Haitiano está experimentando un proceso de urbanización acelerada; es hogar de aproximadamente 290.000 habitantes y llegarán a 330.000 en 2020. Como resalta un informe del Banco Mundial de reciente publicación, Ciudades en Haití: acciones para hoy de cara al futuro, la urbanización en otros países normalmente viene acompañada de crecimiento económico, mayor productividad y un mejor nivel de vida.

En el caso de Haití, especialmente en el norte, la ausencia de planeamiento sigue siendo uno de los principales cuellos de botella para el desarrollo sostenible de la región.

“Cabo Haitiano está atrapada entre la montaña y el océano con una superficie de unos pocos kilómetros cuadrados. Dado que prácticamente la totalidad del terreno utilizable ha sido urbanizado, sus habitantes ahora se dirigen a las laderas de los cerros que dan a la ciudad, empeorando la situación. La comunidad no tiene la capacidad de imponer las soluciones necesarias, que requieren de un volumen de capital, técnico y legislativo mucho más sustancial”, dice el alcalde de Cabo Haitiano, Jean Claude Mondésir.

La construcción desordenada y no regulada, especialmente en áreas de riesgo, aumenta la vulnerabilidad de la ciudad a la erosión del suelo y a las inundaciones, un problema recurrente en el norte en los últimos años.

Para enfrentar estos desafíos y colocar a Cabo Haitiano en una senda de resiliencia y de turismo robusto, el Banco Mundial está apoyando la estrategia de desarrollo del gobierno para la región Grand Nord a través de un conjunto de proyectos integrados en turismo, resiliencia urbana, agricultura, inversión climática, energía, salud, transporte y agua por un total de 177 millones de dólares en inversiones.

De estas, el proyecto Preservación del Patrimonio Cultural y Apoyo al Sector Turístico respalda la conservación del Parque Histórico Nacional, modernizando el centro histórico y apoyando la creación de 370 pequeñas y medianas empresas prestadoras de servicios culturales y turísticos.

Asimismo, el proyecto sobre Desarrollo Municipal y Resiliencia Urbana apunta a reducir el riesgo ante inundaciones en el centro de la ciudad y mejorar la capacidad del Cabo Haitiano y comunas aledañas de prestar servicios a la población urbana.

Estas inversiones significan nuevas oportunidades para las personas del norte.

Notas Relacionadas

Te puede interesar

Otras Categorias