El dueño del Banco del Tucumán no respondió preguntas ante el juez que lo investiga por la megaestafa de Ciccone

El dueño del Banco del Tucumán no respondió preguntas ante el juez que lo investiga por la megaestafa de Ciccone
Jorge Brito, dueño del Banco del Tucumán, este lunes en los tribunales de Comodoro Py.
 

El banquero Jorge Brito, dueño del Banco del Tucumán/Macro se presentó este lunes ante el juez federal Ariel Lijo, no respondió preguntas y a través de un escrito negó haber financiado la compra de la imprenta CIccone, atribuida al ex vicepresidente Amado Boudou. 

El magistrado, que ya encarceló a Boudou y su socio José María Núñez Carmona por presunto enriquecimiento ilícito, había citado a Brito luego de la declaración del arrepentido Alejandro Vandenbroele.

Vandenbroele dijo ante el juez que Brito y otro banquero, Raúl Moneta -declarado inimputable como consecuencia de un ACV-, habían capitalizado la imprenta para sacarla de la quiebra. Y agregó una segunda acusación sobre el dueño del Macro: fue quien le pagó una mensualidad para que no hablara y, a su abogado, los honorarios.

Brito, dueño del Banco Macro (donde tomó licencia) negó también conocer a Núñez Carmona y a Vandenbroele. Y aclaró que a Boudou lo conocía "por cuestiones institucionales".

"La declaración de Alejandro Vandenbroele? dio sentido a mucha información sobre sociedades y cooperativas utilizadas para diversas operaciones y permitieron ensamblar piezas", ?dijeron a Clarín fuentes judiciales. En dicho contexto, además de Brito, también fueron citados a indagatoria el ex titular de la AFIP Ricardo Echegaray (para este martes) y el financista Raúl Moneta, entre otros.

Minutos antes de las 11, Brito llegó a los tribunales de Comodoro Py para su declaración. Además de Lijo, lo esperaba el fiscal Jorge Di Lello. Allí, en la secretaría del juzgado ubicada en el tercer piso, escuchó la imputación en su contra en el marco de la investigación conocida como Ciccone 2.

En el expediente se investiga cómo fue el salvataje de la imprenta (la única privada con capacidad para fabricar billetes) que tenía una deuda con la AFIP de 60 millones de dólares. Es decir, de dónde provinieron los fondos para que The Old Fund SA pudiera quedarse con el 70% de las acciones de la ex Calcográfica.

En esta maniobra, para la Justicia, estuvieron involucrados Boudou junto a Núñez Carmona, quienes "adquirieron la empresa quebrada", mientras el primero se desempeñaba como ministro de Economía. Para lograr dicho objetivo fue necesario intermediar con The Old Fund.

Al respecto, Vandenbroele avaló ante la Justicia la hipótesis de la procedencia de los fondos maniobra y apuntó a Brito y Moneta. Este último fue señalado por el propio Boudou como quien proporcionó el flujo de dinero necesario para rescatar a Ciccone y "ponerla en funcionamiento".

Según el juez Lijo, todos fueron parte junto al gerente del Banco Macro Máximo Lanusse (que también fue vicepresidente de The Old Fund) de la maniobra que permitió "el levantamiento de la quiebra, la regularización fiscal y el gerenciamiento de la compañía o en el financiamiento de su operatoria", en relación al a imprenta. Fue en relación a estas operaciones, que Brito fue citado a indagatoria.

Frente a Lijo y Di Lello, sin responder preguntas, entregó un escrito de unas ocho páginas donde rechazó todas las acusaciones.

"Como es de público conocimiento, la justicia ha dictaminado el secreto de sumario en esta causa. Por tal razón, cada vez que se conozcan nuevos elementos pertinentes al esclarecimiento de los hechos, el señor Brito se presentará ante el tribunal a efectos de ampliar sus declaraciones todas las veces que sean necesario o el tribunal lo requiera", se indicó a través del breve comunicado distribuido tras la llegada del banquero a Comodoro Py, minutos antes de las 11.

Para el juez Lijo, la finalidad de la adquisición de la ex calcográfica era contratarla después con el Estado la impresión de billetes y documentación oficial. Según la causa, "Boudou, aprovechando su condición de funcionario público, y Núñez Carmona, acordaron con Nicolás y Héctor Ciccone la cesión del 70% de la empresa Ciccone Calcográfica a cambio de la realización de los actos necesarios para que la firma pudiera volver a operar" y así ser contratada por el Gobierno de Cristina Kirchner.



Fuente: https://www.clarin.com/politica/indagan-banquero-jorge-brito-salvataje-ciccone_0_SkMbiiugf.html

Notas Relacionadas

Te puede interesar

Otras Categorias