Dime tu edad y te diré de qué puedes enfermar

Dime tu edad y te diré de qué puedes enfermar
Pertenecer a una generación u otra no sólo revela de dónde se viene sino también hacia dónde se va. Conozca las dolencias más comunes
 

ue pertenezcas a una generación u otra no solo te dice de dónde vienes y cuándo naciste: también vaticina hacia dónde vas. Sobre todo desde el punto de vista de la salud. Esto es lo que sabemos hasta ahora sobre las enfermedades que acechan a los 'Baby boomers', los miembros de la 'generación X', los 'millenials' y los 'Z'.

'Baby boomers'

(Nacidos entre 1946 y 1964)

Si hay una generación que puede presumir de tener un corazón de hierro es sin duda la que nació justo después de la Segunda Guerra Mundial. Es más, se trata de la que registra menos ingresos hospitalarios debidos a problemas cardiovasculares.

Sin embargo, el aumento de la esperanza de vida les ha cogido por sorpresa. Han sido los primeros en acceder a los antibióticos y a los medicamentos que combaten la hipertensión y el colesterol. Pero a cambio sufren más enfermedades crónicas que sus predecesores, entre ellas el maldito cáncer. Aunque se considera que el padecimiento que más les define es el alzhéimer. "El largo adiós", como lo llamó Nancy Reagan. Un trastorno neurodegenerativo para el que aún no existe cura, y que mata más personas al año que los tumores de mama y de próstata juntos.

'Generación X'

(Nacidos entre 1965 y 1976)

Gozan de peor salud cardíaca que sus padres. Tanto que estar en sus filas duplica el riesgo de sufrir un infarto cerebral. ¿Cómo es posible? De acuerdo con un estudio realizado hace poco por cardiólogos de la Universidad de Rutgers (EEUU), la culpa hay que echársela principalmente a la diabetes y la obesidad, que se extienden como una mancha de aceite entre los miembros de esta generación. Pese a que practican el mismo deporte que sus progenitores, un X tiene el doble de probabilidades de estar gordo a la misma edad en la que sus padres conservaban la línea, tal y como sacaba a la luz la revista 'Plos One'. Especialmente los hombres. Los expertos lo achacan a que su dieta contiene más grasa y azúcares que la de sus progenitores. Además de que sus trabajos y las múltiples opciones de transporte "sin gasto energético" que han tenido a su alcance desde críos fomentan el sedentarismo.

'Millenials' o 'Generación Y'

(Nacidos entre 1977 y 1997)

También conocidos como generación Me, los hijos de los 'baby boomers' se han ganado a pulso la etiqueta de ególatras. La personalidad narcisista es tres veces más habitual en su franja de edad que en los mayores de 65 años. Sin embargo, lo que podría parecer un defecto tiene un lado positivo: los hace más ambiciosos en lo que a salud se refiere. Mientras que para sus padres y abuelos la palabra saludable significa solamente sin enfermedades, ellos asocian estar sano con no enfermar, comer bien y hacer ejercicio. El concepto de 'wellness', que dirían los modernos, está hecho a su medida. Los datos no engañan: nueve de cada 10 millenials está atento al contenido de su dieta y la considera un pilar clave del bienestar. Y para paliar el dolor, prefieren adoptar hábitos de vida saludables que atiborrarse de opioides y otros analgésicos.

Pese a sus esfuerzos por cuidarse, tienen un enemigo público que no les deja ni a sol ni a sombra: el estrés. Que sean la generación más estresada del planeta es fatal para su salud. El estrés crónico crea un estado de inflamación permanente que los hace proclives a todo tipo de enfermedades, desde el cáncer hasta las cardiopatías, el alzhéimer o las infecciones. Sin olvidar que vivir bajo presión hace que el envejecimiento a nivel celular se acelere. Viviendo deprisa, dicen los expertos, sólo conseguirán morir antes.

'Generación Z' O 'iGEN'

(Nacidos A PARTIR DE 1998)

Han crecido en plena crisis. Se educaron bajo la amenaza del terrorismo global. Son autodidactas y plurales. Quieren cambiar el mundo, pero aún no saben cómo. Y mientras encuentran la respuesta, se pasan el día deslizando los pulgares sobre las pantallas de sus 'smartphones', permanentemente conectados con el resto del mundo a través de WhatsApp, Instagram y Snapchat.

Lo que muchos de ellos ignoran es que vivir atados al móvil les puede salir muy caro. Sondeos recientes de distintas autoridades sanitarias advierten que estamos ante la generación con más problemas de ansiedad, depresión y autolesiones de la Historia. La generación de internet consume menos tabaco, drogas y alcohol que las anteriores, lo que les augura un futuro lejos del cáncer y las adicciones. Sin embargo, la falta de relaciones cara a cara los ha convertido en un auténtico imán para las enfermedades mentales.

Notas Relacionadas

Te puede interesar

Otras Categorias