Cristiana perseguida en Pakistán afirma que los musulmanes no los ven como humanos

Cristiana perseguida en Pakistán afirma que  los musulmanes no los  ven como humanos
Kashmala Munawar, una niña paquistani perdió su pierna a causa de un bombardeo en una iglesia, hecho que le dio un nuevo rumbo a su vida. Hoy vive en Australia, lejos de su familia, tiene un nuevo propósito por el cual trabajar: los cristianos perseguidos en su país.
 

A sus 21 años recuerda el dia en que sucedió dicha tragedia, ella explica como los suicidas mataron a 127 personas inocentes y dejaron heridas a más de 250 personas que intentaban abandonar la iglesia de los Todos los Santos en Peshawar después de un servicio dominical.

“Yo estaba apenas colocando mis zapatillas y, de repente, esa gran explosión sucedió, me quedé ciega por unos minutos y después de eso vi a mi madre y otras personas, estaban llorando y sangrando, así que empecé a llorar también“, dijo Munawar.

“Una de mis hermanas estaba dentro de la iglesia y me decía levantate, pero yo no podía, le dije ‘Yo no tengo fuerzas en mis piernas.’ Ella también empezó a llorar, un hombre vino e intentó sacarme de allí para llevarme al hospital, pero él no lo consiguió, entonces él llamó a alguien, pidiendo ayuda y ellos me llevaron al hospital “, añadio.

-Me cortaron la mitad de la pierna -explicó-. Munawar tuvo la oportunidad de viajar a Australia y recibir una prótesis que fue pagada por la Fundación sin fines de lucro, ‘Children First’ , con sede en Melbourne.

Munawar comenzó a asistir a la escuela en Australia. Ya está en el último año de secundaria y planea asistir a la universidad el próximo año para continuar desarrollando su trabajo humanitario, en trabajo social y administración corporativa.

Notas Relacionadas

Te puede interesar

Otras Categorias